Un mundo mejor

Buenas obras

Buenas obras y acciones para hacer un mundo mejor.

¿Cómo hacer de este un mundo mejor? Pues no es tan difícil. Si bien el Ser Humano en su corta existencia ha dado penosas muestras de maldad y falta de sensibilidad hacia sus congéneres y hacia otros seres vivos, hay también por el otro lado, innumerables ejemplos de personas que día a día realizan actos de amor absolutamente desinteresados que nos dan esperanzas en que algún día, aunque sea en un futuro lejano, lograremos construir un mundo en el que podamos vivir en paz y respetándonos los unos a los otros.

 Una sonrisa, una palabra de aliento, un trozo de pan, una taza de café, un par de monedas, un abrazo. Tantas formas de ayudar a quien necesita algo de aquello. Esas son muestras de amor hacia el prójimo y respeto a la vida, que tanto le hacen falta a esta egocéntrica e individualista sociedad.

Madre Teresa de Calcuta

Pequeños actos de amor

¿Cómo hacer de este un mundo mejor? Simplemente realizando cada día pequeños actos de amor. Copiando lo bueno y no lo malo. Poniéndose en el lugar del otro para entenderlo. No juzgando. Diciendo por favor, permiso y gracias. No olvidando que las diferencias son aparentes; que en la esencia, todos estamos hechos de lo mismo. Escuchando más y hablando menos. Perdonando. Disfrutando de las pequeñas cosas de la vida. Agradeciendo que estamos vivos. Viviendo y dejando vivir. Respetando al vecino. Respetando a quien opina distinto. Dando sin esperar nada a cambio. ¿Cómo hacer de este un mundo mejor? Pues, ya ve usted, al parecer no es tan difícil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *